SOBRE LA MEDITACIÓN

SOBRE LA MEDITACIÓN

:: SOBRE LA MEDITACIÓN ::
 

Tengo muchas ganas de escribir sobre algo que muchos sienten inalcanzable, y creo firmemente que no debería serlo. 

 

Las técnicas yóguicas, calmando la mente mediante la meditación, despiertan lo que se encuentra en nosotros más allá de la mente, y supone un enorme trabajo de preparación: purificación física y ética, consagración a lo Supremo y comprensión de la filosofía del Yoga por medio del estudio del yo y la entrega a la experiencia.

 

Estas palabras, cuando son experiencia, se pueden comprender, sino son algo que divaga en mí en intención pero que no he vivido. Atrévete a cerrar los ojos y sumergirte en lo que hay, en lo que verdaderamente hay. Si no atraviesas primero el cuerpo (ásana), a través de la dirección de la respiración (pranayama), y la concentración a un sólo punto/objeto/recurso (dharana), te resultará difícil alcanzar el estado de meditación (dhyana).

 

No es que no se pueda comenzar a practicar la meditación antes de haber llegado al dominio total de la personalidad. Al contrario: la meditación, incluso «torpe», incluso tentativa, nos ayuda a tomar consciencia del trabajo a hacer.

 

Ayer, en clase, una alumna, después de tratar de estar plenamente presente en una vela por 11 minutos, me dijo “y así voy todo el día? Pensando en todo menos en lo que estoy?”. Así es, el automatismo mental  nos invade por nuestra naturaleza humana, y si no hago nada para volverme más consciente y permeable a quién soy de verdad, estoy destinado al sufrimiento y a la enfermedad. Así de fuerte lo siento yo.

 

Si nos percatamos de que no podemos meditar porque no sabemos quedarnos perfectamente inmóviles más allá de cinco minutos, nos daremos cuenta de todo lo que tenemos que hacer con el cuerpo físico y tal vez nos motivaremos para practicar algunas posturas y algunos ejercicios de respiración. También comprenderemos que estamos inundados por nuestras emociones, que aparecen cuando intentamos llegar al silencio interior. Y, por supuesto, los pensamientos empezarán a desfilar en un flujo ininterrumpido. Para calmar los diferentes elementos de la personalidad es importante darse cuenta de su agitación. Nuestros ensayos de meditación nos permitirán pues descubrimos tal como somos. Esto no debería desanimarnos para nada. No se puede construir nada sólido basado en ilusiones.

 

Cuando se indica que el Raja Yoga o técnicas del Kundalini Yoga aquietan la mente y predisponen la meditación, no significa que vaya a ser solamente durante la meditación porque, en tal caso, esta no culminaría en una unificación, sino en una nueva fragmentación de nuestra vida.

 

No estoy buscando estar en meditación por unos minutos, y de allí vuelvo a caer en el automatismo. El espacio de entrenamiento es la clave para que con el tiempo se pueda volver prolongado, y que pueda vivir en presencia y atención plena (el mindfulness actual).

 

La quietud que se alcanza en la meditación se transmite a todas las actividades y provoca una transformación de nuestra actitud. El Yoga tiene que ver con toda la vida, es decir, con todas las actividades que realizamos y las unifica paulatinamente, a la par que nos enseña a ver el hilo que las une a todas. El despertar de la consciencia durante la meditación transforma la actitud que vamos a tener a lo largo de todo el día, transforma la mirada con la que vamos a ver la totalidad de las cosas y circunstancias en medio de nuestro entorno y ocupaciones habituales. Y esta nueva actitud, más atenta, más presente en cada instante, alimenta el despertar de la Consciencia y contribuye a profundizar en la meditación propiamente dicha.

 

El Yoga preparatorio es accesible a todos, sin excepción. Créeme que también es para ti.

 

Si de verdad buscamos la Verdad, debemos ponernos en marcha. El Yoga ordena y enseña las diferentes etapas de este viaje hacia el interior de nosotros mismos. Patanjali nos explica las razones por las que debemos emprenderlo, en sus Yoga-Sutras lo deja alto, claro y directo.

 

La dirección está siempre, siempre, hacia tus adentros. Allí reside la conexión con lo más íntimo, que es tu Intuición.
No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies